Sobre José M. Fachal

Mi nombre José Manuel Fachal Roel, de nombre artístico "JosemaFRoel".

Soy gallego, nativo de un municipio de las mariñas muy cercano a la ciudad de La Coruña llamado Cambre.

Tengo cincuenta y siete años y mi afición a la fotografía digital, se remonta años atrás, se puede decir de tres décadas aproximadamente.

Mi disciplina fotográfica, se reserva desde no hace mucho tiempo a la larga exposición y nocturna en la modalidad de panorámica, en la que me encuentro muy satisfecho y que disfruto enormemente.

En cierto modo, el impulso en éste carácter, ha sido por ventura del gran amigo Mario Rubio, que después de haberle conocido y posteriormente haber participado también en la revista Fotógrafo Nocturno como colaborador, es desde entonces ( mi vida amateur y personal ) que me ha cambiado favorablemente y, ésto, es algo muy importante para mí, pues me ha repercutido tanto en el estado emocional, como incluso de salud, dado que me siento muy relajado y con una gran calidad de vida, a la vez que, también gracias a ello y todo hay que decirlo, he tenido la suerte de conocer nuevos amigos fotógrafos que, aun siendo pocos, son personas gratamente extraordinarias y que me aportan muchas alegrías y muy buenas sensaciones en cada salida o escapada fotográfica y esto, es de vital importancia para mí, con lo que me encuentro enormemente agradecido.
Soy un amante empedernido de mi tierra gallega, de un modo extremadamente icónico, de lo cual, saco todo el provecho posible de cada tarde o noche que me sumo a la aventura, como si fuera aún el primer día de extreno fotográfico, siempre con ganas de encontrarme algo nuevo que llevarme a la tarjeta de memoria, para después en el revelado y procesado (sorprenderme incluso a mi mismo ) y seguir aprendiendo, no solo de mis errores, que por supuesto siempre acechan, pues nadie nace perfecto o con la sabiduría engendrada. La perfección para mí no existe, si bien tengo la constancia que todo se puede mejorar día a día, como lo vengo haciendo e intentando hora a hora y día a día; sin mirar atrás, con la ilusión de poder seguir disfrutando de ésta maravillosa faceta que se me ha brindado y en la que encuentro paz, tranquilidad y sosiego, en la cual me siento muy feliz con ello y así creo que lo seguiré haciendo hasta el fin de mis días y si el destino así me lo ofrece y la suerte me acompaña.
Mi lema es y siempre será: "nací para aprender, vivo aprendiendo y dejaré éste mundo sin saber lo suficiente".

_DSC6453-V.jpg